Soñar en Sol

Los últimos días en la Puerta del Sol están siendo de lo más instructivo y en algunos momentos alentadores de sueños.

El primer sueño fue el miércoles. Entrábamos a Sol desde Calle Arenal y pasamos delante de las lecheras de la policía. Me sorprendió que la presencia policial no me causaba tensión ni amenaza, sentí incluso seguridad. Que diga yo esto no hace más que confirmar que se trataba de una ensoñación. El caso es que vi a un policía que iba a entrar en un furgón de antidisturbios con una bolsa llena de bocadillos y me vino a la cabeza, “¡¡Son humanos!!”.

Eso me hizo ver la similitud entre la gente que allí se congregaban y los propios policías, la única diferencia era que estos últimos estaban trabajando. Entonces soñé que estos días de convivencia entre los manifestantes y policías generaba una solidaridad, una muestra de buen rollo, de civismo, de sentido común y de ganas de colaborar.

Luego me caí de la cama y recordé que los policías estabán trabajando. Que la vida está muy mala y que nadie quiere perder su trabajo. Que la Policía recibe órdenes desde arriba y que estos se curarán muy mucho de que no se produzca ninguna fisura. Y que llegado el momento, quien dé la orden seguramente será obedecido..

El segundo sueño o fantasía fue imaginar Sol como el comienzo de una sociedad protestona. A mi parecer un sueño muy descafeinado, pero los sueños es que no los controlas. Básicamente medité sobre que la mayoría de gente que está en la plaza es de Madrid y va a continuar en Madrid. A lo largo de los años van a compartir el lugar donde pasarán su vida. E imaginé que esa gente podría mantener su conciencia crítica y que podría protestar activamente en el futuro ante cualquier cosa que afectara a su vida o hiciera tintinear su piloto del sentido común. Y no tragar todo como hemos hecho desde que se fue el tio Paco. Realmente si fuera así, el futuro al menos sería más esperanzador en cuanto a la capacidad de raciocinio de la gente y la conciencia crítica. Incluso sin superar la dictadura de la economía, quizás se podría lograr mejorar un poco la condena.

Sería necesario que no solo se produjera en Madrid. Que se extendiera por toda la sociedad bajo el orden de los Mercados la intención de aprender, opinar, criticar y desconfiar de manera individual. Quizás esto sencillamente es una cosa que tiene que ocurrir.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s