The Menzingers – “On the Impossible Past” Album Review

underpagrounds

Coming a long way from “A Lesson in the Abuse of Information Technology,” The Menzingers latest installation of “On the Impossible Past” is an overall great album that perfectly shows the maturity of the band, yet often recalls their punk roots to make songs more powerful.

As I sat down to review this album, I needed to make something clear to myself. I am a man that does not like change and songs like “Alpha Kappa” are the reason I fell in love with this band. In reality, that was 5 years ago and I can’t expect them to still bring their young punk style to the table. With that being said, I listened with an open mind.

On the Impossible Past opens up with “Good Things,” a great ‘crowd-getter’ as I say that will be a fun song to hear live at one of their upcoming shows. It starts…

Ver la entrada original 719 palabras más

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Rip Kc

Estos tios de Madrid que empezaron haciendo punk kalomotxero evolucionaron con cada disco hasta el punto de hacer el disco Obvious & Bleeding en 2005 con el que se comieron los mocos, típico de este país y en particular de esta ciudad. Por ahí van diciendo que el rock de Madrid es Pink Noise y El Canto del Loco, mientras los locales están llenos de bandas buenísimas que normalmente no logran salir de allí.

Estilaco grunge, stoner, hard rocker.. es lo que tenían estos tres chavales. Suenan a Black Sabbath, Alice in Chains, Jim Hendrix sin imitaciones… La canción que os dejo es lenta y pesada y la voz tiene cierto tono Cobain.

RIP KC – Lord Of The Doom
Obvious and Bleeding (2005)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Las 10 Estrategias de Manipulación Mediática de Noam Chomsky

La foto es en Madrid. Estos 10 puntos me parecen muy interesantes y muy veraces, sencillamente hace falta darles una pensada para darte cuenta de lo tontos que nos hacemos.
El lingüista Noam Chomsky elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios


1. La estrategia de la distracción 
El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.

“Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.


2. Crear problemas y después ofrecer soluciones
Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.


3. La estrategia de la gradualidad
Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.
4. La estrategia de diferir
Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.


5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad
La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.


6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión
Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…


7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad
Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.
8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad
Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…


9. Reforzar la autoculpabilidad
Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!
10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen
En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Soñar en Sol

Los últimos días en la Puerta del Sol están siendo de lo más instructivo y en algunos momentos alentadores de sueños.

El primer sueño fue el miércoles. Entrábamos a Sol desde Calle Arenal y pasamos delante de las lecheras de la policía. Me sorprendió que la presencia policial no me causaba tensión ni amenaza, sentí incluso seguridad. Que diga yo esto no hace más que confirmar que se trataba de una ensoñación. El caso es que vi a un policía que iba a entrar en un furgón de antidisturbios con una bolsa llena de bocadillos y me vino a la cabeza, “¡¡Son humanos!!”.

Eso me hizo ver la similitud entre la gente que allí se congregaban y los propios policías, la única diferencia era que estos últimos estaban trabajando. Entonces soñé que estos días de convivencia entre los manifestantes y policías generaba una solidaridad, una muestra de buen rollo, de civismo, de sentido común y de ganas de colaborar.

Luego me caí de la cama y recordé que los policías estabán trabajando. Que la vida está muy mala y que nadie quiere perder su trabajo. Que la Policía recibe órdenes desde arriba y que estos se curarán muy mucho de que no se produzca ninguna fisura. Y que llegado el momento, quien dé la orden seguramente será obedecido..

El segundo sueño o fantasía fue imaginar Sol como el comienzo de una sociedad protestona. A mi parecer un sueño muy descafeinado, pero los sueños es que no los controlas. Básicamente medité sobre que la mayoría de gente que está en la plaza es de Madrid y va a continuar en Madrid. A lo largo de los años van a compartir el lugar donde pasarán su vida. E imaginé que esa gente podría mantener su conciencia crítica y que podría protestar activamente en el futuro ante cualquier cosa que afectara a su vida o hiciera tintinear su piloto del sentido común. Y no tragar todo como hemos hecho desde que se fue el tio Paco. Realmente si fuera así, el futuro al menos sería más esperanzador en cuanto a la capacidad de raciocinio de la gente y la conciencia crítica. Incluso sin superar la dictadura de la economía, quizás se podría lograr mejorar un poco la condena.

Sería necesario que no solo se produjera en Madrid. Que se extendiera por toda la sociedad bajo el orden de los Mercados la intención de aprender, opinar, criticar y desconfiar de manera individual. Quizás esto sencillamente es una cosa que tiene que ocurrir.
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Madrid más grande que nunca.

Las protestas que se están produciendo en la madrileña Puerta del Sol se están convirtiendo en un pedacito de historia que afortunadamente nos ha tocado vivir.

Puerta del Sol (Madrid), jueves 19 de mayo de 2011.

Cuando me tocaba estudiar algún examen de Historia, muchas veces fantaseaba con vivir las revueltas burguesas del siglo XIX y también envidiaba quienes vivieron el levantamiento de París en 1789 o los de Rusia en 1905 y 1917. Lo envidiaba sencillamente por el sentir popular de esos días, no por ideas políticas. La Historia ha puesto finales felices y tristes, a todos estos levantamientos que han dado forma a lo que actualmente tenemos, el capitalismo. Cambiamos nobles por burgueses, Estados por Mercados, y ahora no tenemos nombres que nos opriman, tenemos dificultad para pensar por nosotros mismos.

Desde hace meses me sorprendía que cada vez me encontraba con más gente que no creía en la buena intención de los políticos y que veía la cosa muy negra. También me sorprendía que no ocurriera nada aunque todo el mundo estuviera cabreado. No sé cómo, pero la mecha se prendió. Manipulación de la izquierda viejuna? No lo tengo claro, aunque posiblemente si que le beneficie, pero no puede restar importancia a lo importante, quien estalló. Estalló todo el mundo, de todos tipos y colores, porque todo el mundo tenía razones para quejarse, porque todo el mundo tenía el sentido común en intermitente. Agrego un link a la cronología de cómo se gestó el movimiento.

Y todo ocurre en Madrid. La ciudad donde he nacido y me he criado. La ciudad que si no existe, el infierno tampoco. La ciudad que ahoga y no dejas. Supongo que será algo psicológico lo que te hace querer tu lugar de nacimiento, porque la verdad que no deja de ser una megaurbe supercontaminada y donde para gustos colores. Pero aun así acabas sintiendo un poquito de orgullo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Heroes del Silencio, Bunbury y otros recuerdos

Resulta que Heroes del Silencio es uno de los grupos españoles con mayor repercusión internacional. Han vendido 6 millones de discos, que es una pasada si hacemos el calculo a 1.500 pesetas cada uno, pero que queda eclipsado por artistas de la talla de La oreja de Van Gogh, Los del rio o Mónica Naranjo que han vendido más. Una pena lo de la música en este país.

El espíritu del vino

El caso es que Heroes del Silencio fue uno de mis primeros grupos favoritos. Me pillo en la adolescencia, con el disco El espíritu del vino en 1993.

Mi hermano y sus amigos los escuchaban antes así que ya había escuchado los primeros discos. Sin embargo, El espíritu del vino lo machaqué. Por aquel entonces viajaba con mis padres a sendos pueblos muy a menudo. Me gustaba mucho escuchar Heroes del Silencio en el viaje en coche, sobretodo si era invierno, estaba nublado o lloviendo.

Cuando grabaron Avalancha en 1995 yo ya había elegido mi disco favorito del grupo y no me convenció, es posible que mi hermano tardara en grabar la cinta, me parece que así fue. Para cuando conseguí la cinta de Avalancha ya se me habían metido por medio Soziedad Alkoholika, Pantera y Sepultura y me dejé llevar por los sonidos duros. Menudos grupos, ya os contaré. Entonces dejé El espíritu del vino entre mis discos preferidos pero compartiendo las escuchas en los días lluviosos con Demanufacture (1995) de Fear Factory.

Atendí poco a lo que hizo Bunbury, sobretodo teniendo en cuenta que empezó por Radical Sonora (1997) un disco que según Bunbury era una ruptura con todo lo anterior. Este disco le sirvió para hacer criba entre los seguidores de Heroes que no fueron capaces de aceptar el fin de la banda. Esperaban una continuación y Bunbury decidió llevarse a los fans que realmente fueran capaz de aguantar sus melodias (ralladas).

Esta foto es de su etapa en solitario.

El tema es que a Bunbury con sus posturitas de antes, su sombrero de vaquero de ahora y sus borderías de siempre parece que no se le toma del todo en serio en este país. Sinceramente, creo que hay que diferenciar a Bunbury de otros músicos como por ejemplo Ramoncín o Dani Martín.

Admiro el hecho de que un tio que ha logrado el éxito y la fama decida darse unos viajecitos el solo con su guitarrilla. Lo admiro y valoro más que el Porsche 911 Carrera de Dani Martín.

De su etapa post-heroes sacó varios discos, Radical Sonora (1997), Pequeño (1999), Flamingo´s (2002) que para el propio artista fue una evolución hasta un cierre de etapa que llegó con El viaje a ninguna parte (2004). Para Bunbury, El viaje a ninguna parte fue el disco de ruptura o de comienzo de otra etapa. No sé si es cosa de la busqueda del artista de una continua evolución o si es la mejor forma de presentarlo al público. El caso es que supuestamente plasmó ese viaje que hizo con su guitarrilla en ese disco doble.

A mi sinceramente me parecen todos los discos igual de soporiferos con alguna canción divertidilla que se salva. Es el problema que tienen para mi los cantautores, y creo que es en lo que se ha convertido Bunbury. Desconozco si él mismo se considera un cantautor o si pudiera parecerle ofensivo esa etiqueta. Es verdad que hay un grupo detrás, y es más que probable que ayuden en la composición de las canciones, pero el formato en el que se presentan es Bunbury, con su sombrero y probablemente con gafas de sol, y nadie más.

Después de El viaje a ninguna parte realizó una gira que terminó con la disolución de la banda en 2005. Bunbury se volvió desconfiado y necesitaba saber que la gente que le rodeaba estaban con él por otra cosa que no fuera la fama y el éxito del músico. Suena un poco a paranoia stalinista, pero así se cuenta. La banda El Huracán Ambulante se disolvió y Bunbury se tomó un descanso. Aprovechó entonces para realizar otros proyectos que había tenido aparcados. En 2006 graba El tiempo de las Cerezas con Nacho Vegas y otros músicos que luego compondrían su actual banda. En esta etapa también aprovechó para la fulminate vuelta de Heroes del Silencio..

Según Bunbury había varias opciones para la vuelta entre las que entraba grabar un nuevo disco o tema. Sin embargo, decidieron dar únicamente 10 grandes conciertos y terminar con buen sabor de boca. Heroes del Silencio realizaron 10 conciertos en 2007 en España, EEUU, Mexico, Argentina y Guatemala entre los que sumaron más de 500.000 espectadores. En España, el concierto en el Circuito de Cheste (Valencia) fue uno de los más multitudinarios de la música en español en el que se contabilizaron hasta 100.000 espectadores que quisieron acceder al recinto. No todos lo lograron. Mi antiguo Opel Kadett con sus ocupantes logró entrar y salir del parking del circuito sin ninguna eventualidad, como si no fuera con él la cosa.

Cuando se le preguntó a Bunbury por los motivos de su vuelta de Heroes, aludiendo al pellizquito que se llevaron, respondió que no fue la pasta la razón principal. Para él fue volver a ver a quienes fueron sus amigos por muchos años y con los que había acabado mal. Ahora podían mirarse a los ojos y reirse de las épocas pasadas y además dar un punto y final adecuado a Heroes del Silencio. Para mi esto es lo más valioso. Creo que es el final más feliz y rotundo de un grupo de música. Además tengo especial esperanza en que nunca más vuelvan a tocar, creo que es perfecto tener un final ideal en una banda de rock, y respetarlo. No se puede decir lo mismo de muchos grupos que han vuelto para mancillar su historia, o algunos que ni siquiera se han marchado del todo.

Con nueva sabia y confianza Bunbury sacó su último disco de estudio Las consecuencias (2010). Un año después publica Gran Rex (2011) grabación en directo de un concierto en Buenos Aires, según él este directo sirve para cerrar una etapa. Veremos a ver que diferente es lo que venga después.

Estamos acostumbrados en este país a la crítica infinita contra cualquier paisano con cierto éxito. Y no precisamente críticas constructivas. Heroes del Silencio encendieron su llama en 1985 cuando Bunbury tenía solo 18 años. Con 18 tenía ya 4 años de experiencia tocando distintos instrumentos en otras bandas.

Teniendo poco más de 20 años ya había dado grandes conciertos en festivales internacionales de la talla de Monster of Rock o Rock am Ring. Podría contar las canciones que ha compuesto y los grupos, discos y músicos con los que Bunbury ha participado pero no lo voy a hacer, no hace falta que lo diga para que sepáis que son muchos.

En definitiva, en mi opinión Bunbury es un gran músico. No tenemos tantos músicos en España como él. Se ha convertido en un músico de stadium rock pero con unas tablas que le hace merecedor de ese formato. Parece que lo que hace lo hace por libre y en ese sentido le da a sus conciertos y discos un aspecto auténtico y personal que no es habitual en el mundo de la música comercial. Esto es lo realmente auténtico, que Bunbury es el dueño y señor de lo que hace. No me importa que me entre sueñito con su suertecita, me importa que es un músico, aparentemente libre.

En mi opinión hay que separar a Bunbury de otros músicos de éxito similar pero dinámicas muy diferentes. Me gustaría saber cuanta inciativa toman músicos como Alejandro Sanz o Enrique Iglesias en la producción de sus discos o en la elaboración y planificación de un show en directo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

AMSTRAD, aquella máquina del demonio.

The Strokes?? … y una porra.

Hoy me he entretenido en la wiki leyendo sobre Sir Alan Michael Sugar.

A mi la verdad que este nombre no me dice nada, de hecho, como suele pasar en la wikipedia, he empezado leyendo por un lado y he acabado por otro. Realmente tampoco he llegado tan lejos. Igual lo entendáis a partir de estos acrónimos; Alan Michael Sugar Trading … el menda que fundó AMSTRAD!!

Pues sí, este señor que fundó la compañía AMSTRAD es el responsable de que me pasara meses de mi infancia jugando a juegos de 8 bits y años esperando a que cargaran. Al parecer la clave del éxito de Sugar fue la manera en que construyó sus aparatos reduciendo costes de elaboración. Con sus productos de bajo coste entró rápidamente en el mercado de ordenadores personales donde comandaban Commodore y Sinclair. Aunque antes de ordenadores empezó construyendo televisores y equipos de sonido.
Alan M. Sugar.

 

Una cosa llevo a la otra y apareció el Amstrad CPC6128. El mio! Sí, sí, con disquetera y a todo color… bueno a 32 o 16 o algún número majo de estos. Aun recuerdo esos días que bajaba con mi hermano al centro comercial del barrio donde había tres o cuatro modelos de Amstrad y Spectrum. Te pasabas la tarde machacando teclas hasta que te ibas frustrado porque algo habías tocado y la J ya no era la J y salía un rombo y cuando apagabas y encendías seguía igual.

Amstrad CPC 6128.

Noventa y cinco mil pesetas con monitor y convertidor de televisión. Cayó en 1988, el regalo para el hermano mayor que a cambio de alguna colleja y puñetazo en la mesa me permitió hacerme con la parte izquierda del teclado (W, S, A, D y disparar con el Control) para jugar al Ikari Warriors o Barry McGuigan. Que cabreos con el Barry McGuigan, que para quien no lo sepa es un boxeador irlandés que a mediados de los 80 estaba en to lo suyo. En el juego empezabas desde abajo. Personalizabas la raza, el color de pelo y de pantalón de tú boxeador. Elegías el tipo de entrenamiento que querías darle y comenzabas a luchar. Según ganabas combates ascendías en la lista de boxeadores. Empezabas el 20º y el objetivo era quitarle el título a McGuigan, JA!. Yo llegué al 7º lugar. Me parece que los movimientos disponibles eran derecha, gancho, directo a las costillas y movimiento defensivo. Dependiendo del entrenamiento y como fuera el combate podía sufrir una subida de stamina que se traducía en que el siguiente round zumbabas puñetados a extra de velocidad. Había que esforzarse en tumbar al contrario porque la máquina no era muy justa a veces y después de tumbar al rival por segunda vez él te tumbaba por primera y tú ya no te levantabas.Que mala host….ia, ya hombre!

Esas pelotillas del fondo a veces te llenaban de, de, de… una tensión.

La música en los menús y entre rounds era muy buena y el murmullo del público subía con los guantazos por lo que se llegaba a unas situaciones de éxtasis difíciles de describir. En Amstrad no grababas las partidas. Así que tenías que dedicar todos tus esfuerzos a terminar la partida porque algún día tendrías que apagar el ordenador, o peor, se podría quedar colgado.

Sea como fuese el tiempo pasó y, cómo tu iPhone, se pasó de moda. Sin embargo yo lo conservé y heredé de mi hermano mayor. La unidad de disco ya no funcionaba tan bien como al principio, el disco entraba demasiado y se quedaba inclinado. Entonces la patilla lectora no leía correctamente. Ideamos un sistema de contención con papelitos. Los papelillos dejaron de funcionar y finalmente desarrollé la habilidad de mantener presionado el botón de expulsión del disco con la fuerza exacta cada vez que el juego tenía que cargar. Al presionar el botón el disco se levantaba lo justo para evitar la inclinación. Menudas partidas al Match Day II me echaba cuando ya andaba por ahí el Street Fighter II y demás. Me daba igual, me lo pasaba pipa creando mis propias ligas y llevando los palmarés, ascensos y descensos en papel.

Match Day II. Los jugadores eran lentísimos. El que llevaba la pelota iba más lento que los demás por lo que regatear era muy complicado, pero no imposible. Disparando desde la diagonales tenías más posibilidades de marcar. De frente, el portero no solía fallar a no ser que el balón rebotara en alguno de los defensas. Tambíen se hacían goles de cabeza. La leche.

Juas!, no estoy hablando de Alan Michael Sugar. No importa, hasta hace unas horas yo tampoco le conocía. Sólo sé que se forró comprando y vendiendo cosas, terminó vendiendo Amstrad en 2007 por £125m, en algún momento de su vida le nombraron Sir y que tuvo movida por su mentalidad cuadrículada en cuanto a las leyes en favor de las mujeres, …estos informáticos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

vakazul

Mucho tiempo ha pasado desde que vakazul cerró sus puertecitas. vakazul continuaba por aquí, pero ya no se dedicaba públicamente al intercambio de música. El p2p cambió ese mundillo y la comodidad mandaba.

Aquellos días se recuerdan con nostalgia. Esos discos en mp3 descargados en el trabajo con un ancho de banda de 1Mb que se transportaban en diskettes. Luego en unidades zip de 100Mb, que maravilla. ¿Y cuando empezaron las grabadoras de CD? En media hora ya estaba listo. Todo esto ha dejado paso (gracias a dios) a la nube que nos persigue a todos lados.

Por eso está aquí vakazul, no se puede despegar de su pasado azul. Quiere continuar y como no tiene tema de conversación tendrá que hablar de lo que pensaba que controlaba, de música. No, no voy a hablar de los Strokes… bueno ya veremos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

AMSTRAD, aquella máquina del demonio.

The Strokes?? … y una porra.

Hoy me he entretenido en la wiki leyendo sobre Sir Alan Michael Sugar.

A mi la verdad que este nombre no me dice nada, de hecho, como suele pasar en la wikipedia, he empezado leyendo por un lado y he acabado por otro. Realmente tampoco he llegado tan lejos. Igual lo entendáis a partir de estos acrónimos; Alan Michael Sugar Trading … el menda que fundó AMSTRAD!!

Alan M. Sugar.

 Pues sí, este señor que fundó la compañía AMSTRAD es el responsable de que me pasara meses de mi infancia jugando a juegos de 8 bits y años esperando a que cargaran. Al parecer la clave del éxito de Sugar fue la manera en que construyó sus aparatos reduciendo costes de elaboración. Con sus productos de bajo coste entró rápidamente en el mercado de ordenadores personales donde comandaban Commodore y Sinclair. Aunque antes de ordenadores empezó construyendo televisores y equipos de sonido.

Una cosa llevo a la otra y apareció el Amstrad CPC6128. El mio! Sí, sí, con disquetera y a todo color… bueno a 32 o 16 o algún número majo de estos. Aun recuerdo esos días que bajaba con mi hermano al centro comercial del barrio donde había tres o cuatro modelos de Amstrad y Spectrum. Te pasabas la tarde machacando teclas hasta que te ibas frustrado porque algo habías tocado y la J ya no era la J y salía un rombo y cuando apagabas y encendías seguía igual.

Amstrad CPC 6128.

 Noventa y cinco mil pesetas con monitor y convertidor de televisión. Cayó en 1988, el regalo para el hermano mayor que a cambio de alguna colleja y puñetazo en la mesa me permitió hacerme con la parte izquierda del teclado (W, S, A, D y disparar con el Control) para jugar al Ikari Warriors o Barry McGuigan. Que cabreos con el Barry McGuigan, que para quien no lo sepa es un boxeador irlandés que a mediados de los 80 estaba en to lo suyo. En el juego empezabas desde abajo. Personalizabas la raza, el color de pelo y de pantalón de tú boxeador. Elegías el tipo de entrenamiento que querías darle y comenzabas a luchar. Según ganabas combates ascendías en la lista de boxeadores. Empezabas el 20º y el objetivo era quitarle el título a McGuigan, JA!. Yo llegué al 7º lugar. Me parece que los movimientos disponibles eran derecha, gancho, directo a las costillas y movimiento defensivo. Dependiendo del entrenamiento y como fuera el combate podía sufrir una subida de stamina que se traducía en que el siguiente round zumbabas puñetados a extra de velocidad. Había que esforzarse en tumbar al contrario porque la máquina no era muy justa a veces y después de tumbar al rival por segunda vez él te tumbaba por primera y tú ya no te levantabas.Que mala host….ia, ya hombre!

Esas pelotillas del fondo a veces te llenaban de, de, de… una tensión.

La música en los menús y entre rounds era muy buena y el murmullo del público subía con los guantazos por lo que se llegaba a unas situaciones de éxtasis difíciles de describir. En Amstrad no grababas las partidas. Así que tenías que dedicar todos tus esfuerzos a terminar la partida porque algún día tendrías que apagar el ordenador, o peor, se podría quedar colgado.

Sea como fuese el tiempo pasó y, cómo tu iPhone, se pasó de moda. Sin embargo yo lo conservé y heredé de mi hermano mayor. La unidad de disco ya no funcionaba tan bien como al principio, el disco entraba demasiado y se quedaba inclinado. Entonces la patilla lectora no leía correctamente. Ideamos un sistema de contención con papelitos. Los papelillos dejaron de funcionar y finalmente desarrollé la habilidad de mantener presionado el botón de expulsión del disco con la fuerza exacta cada vez que el juego tenía que cargar. Al presionar el botón el disco se levantaba lo justo para evitar la inclinación. Menudas partidas al Match Day II me echaba cuando ya andaba por ahí el Street Fighter II y demás. Me daba igual, me lo pasaba pipa creando mis propias ligas y llevando los palmarés, ascensos y descensos en papel.

Match Day II. Los jugadores eran lentísimos. El que llevaba la pelota iba más lento que los demás por lo que regatear era muy complicado, pero no imposible. Disparando desde la diagonales tenías más posibilidades de marcar. De frente, el portero no solía fallar a no ser que el balón rebotara en alguno de los defensas. Tambíen se hacían goles de cabeza. La leche.

Juas!, no estoy hablando de Alan Michael Sugar. No importa, hasta hace unas horas yo tampoco le conocía. Sólo sé que se forró comprando y vendiendo cosas, terminó vendiendo Amstrad en 2007 por £125m, en algún momento de su vida le nombraron Sir y que tuvo movida por su mentalidad cuadrículada en cuanto a las leyes en favor de las mujeres, …estos informáticos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

vakazul

Mucho tiempo ha pasado desde que vakazul cerró sus puertecitas. vakazul continuaba por aquí, pero ya no se dedicaba públicamente al intercambio de música. El p2p cambió ese mundillo y la comodidad mandaba.

Aquellos días se recuerdan con nostalgia. Esos discos en mp3 descargados en el trabajo con un ancho de banda de 1Mb que se transportaban en diskettes. Luego en unidades zip de 100Mb, que maravilla. ¿Y cuando empezaron las grabadoras de CD? En media hora ya estaba listo. Todo esto ha dejado paso (gracias a dios) a la nube que nos persigue a todos lados.

Por eso está aquí vakazul, no se puede despegar de su pasado azul. Quiere continuar y como no tiene tema de conversación tendrá que hablar de lo que pensaba que controlaba, de música. No, no voy a hablar de los Strokes… bueno ya veremos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario